Virtualización de hardware sin la participación de terceros

Procedimientos de virtualización compiladas dentro del kernel

La diferencia más destacada entre los Servidores Privados Virtuales KVM y prácticamente todos los demás tipos de virtualización se fundamenta en el método de virtualización específico. Con KVM, no es necesario ejecutar cualquier aplicación de virtualización adicional en el host – las instrucciones informáticas necesarias, a su vez, se compilan en el interior del SO de la máquina anfitriona. Esto reduce significativamente los recursos que el servidor tiene que dejar de lado con el fin de ejecutar aplicaciones adicionales dejando al mismo tiempo estos recursos a disposición de las máquinas virtuales. La falta de este eslabón de comunicación extra también reduce el tiempo de espera de entrada/salida, haciendo, de manera efectiva, que su VPS funcione mucho más rápido.
Virtualización de hardware sin la participación de terceros

Utilización de recursos mejorada

Uso efectivo de los recursos del servidor

Generalmente las máquinas virtuales requieren una capa adicional entre ellas y la máquina anfitriona que se haga cargo de la administración de recursos. Esta situación da lugar a menor disponibilidad de recursos que las máquinas virtuales podrían utilizar. Mediante los Servidores Privados Virtuales KVM, esta capa adicional se suprime, puesto que el sistema de virtualización está siendo elaborada en el interior del SO de la máquina anfitrión. De esta manera, el conjunto de recursos ofrecidos por el anfitrión pueden ser aprovechados por los Servidores Privados Virtuales instalados. La disponibilidad de recursos le facilita un estímulo adicional que se necesita si quiere que sus páginas o aplicaciones web se destaquen de los otros.
Utilización de recursos mejorada

Total libertad de SO

Utilice el sistema operacional de su preferencia

Generalmente, al obtener un Servidor Privado Virtual, a usted se le presenta un conjunto limitado de Sistemas Operacionales, siendo ellos los únicos admitidos por el software de virtualización. Por poco probable que parezca, los Servidores Privados Virtuales KVM no necesitan programas de virtualización de ningún tipo – son los que se comunican sin más con el servidor físico. Esta es una ventaja que permite optar por literalmente un SO cualquier siempre que pueda correr en un servidor. ¿Le convendría subir la distribución de software Berkeley en su Servidor Privado Virtual? Es posible hacerlo. ¿Y qué ocurre en el caso de Windows? No hay problemas.
Total libertad de SO
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL